psiquiatra online

siquiatra en linea

psiquiatras por internet

consulta psiquiatria

consulta siquiatria online
psiquiatras
ask to Psychiatrist
®
Seleccione el psiquiatra que necesita
InicioQuienes SomosTemas PsiquiatriaPreguntas PsiquiatriaPreguntar Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psiquiatra online las 24 horas del dia
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
psiquiatra online
>
Recuperación psicosocial y reintegración de los pacientes quemados 
El trauma provocado por las lesiones graves exacerba los problemas preexistentes. La identificación precoz de los puntos fuertes y de las
vulnerabilidades psicosociales, incluidas las que contribuyeron a las circunstancias de las lesiones, permite que el equipo desarrolle planes para el
tratamiento y para después del alta que optimicen la recuperación del paciente. La importancia de la valoración de las circunstancias de la lesión
aumenta en los casos de malos tratos o de negligencia criminal. Además, durante las primeras entrevistas de valoración con la familia, el personal inicia
una alianza terapéutica con ella, lo que aumenta las probabilidades de que ayuden al paciente en su recuperación. Crisis del ingreso
En el momento del ingreso, todos los pacientes con lesiones por quemaduras sufren dolor y ansiedad. La mayoría experimentan terror, confusión y un
choque psicológico. Los acontecimientos que provocan quemaduras graves son terroríficos y a menudo los pacientes creen que la muerte es inminente.
El entorno hospitalario también puede resultar confuso y aterrador. Mientras se procede a un tratamiento agresivo de la urgencia fisiológica, hay que
tratar también la crisis psicológica. En el momento del ingreso, las principales tareas psicológicas son el establecimiento de una relación terapéutica, la
disminución de la ansiedad y la valoración de los puntos fuertes y de las necesidades psicológicas del paciente. Las dos primeras tareas se inician de
inmediato orientando al paciente, ayudándole a centrarse en las prioridades inmediatas y garantizándole que se encuentra en manos de un equipo
experto en quemaduras que le proporcionará una asistencia excelente. Es de esperar que la gran ansiedad del paciente interfiera con su comprensión,
por lo que suelen ser necesarias las declaraciones tendentes a tranquilizarlo. Para evitar que un paciente se sienta emocionalmente abrumado, es
posible que haya que evitar hablarle de cosas relacionadas con el traumatismo, al menos de forma temporal, haciéndole preguntas objetivas y de fácil
respuesta que no estén relacionadas directamente con el acontecimiento o con la lesión (p. ej., su ciudad natal, sus deportes favoritos, etc.)57. La
relación psicoterapéutica se desarrolla cuando el paciente asocia la voz o el tacto de un terapeuta con un aumento del bienestar. Las técnicas de
hipnoterapia o de relajación con imaginería dirigida pueden ser muy útiles para ayudar al paciente a sentirse mejor de una forma más rápida. Durante
esta crisis, es de esperar que los pacientes sufran una regresión cognitiva y emocional, y puede ser importante responderles de acuerdo con el nivel al
que han regresado. La forma más eficaz para mantener la atención de un pacientes con regresión y transmitirle tranquilidad puede ser el tacto no
amenazante y con un ritmo suave. Los miembros de la familia del paciente también están traumatizados y durante los primeros días es probable que
tengan dificultades para comer o dormir. También experimentan dificultades de concentración y es posible que haya que repetirles la información a
menudo. Pueden sentir falta de control y una sensación generalizada de incompetencia e impotencia para proporcionar bienestar al paciente. Las tareas
inmediatas del psicoterapeuta son las mismas que con el paciente (es decir, establecimiento de una relación terapéutica y disminución de la ansiedad). A
menudo, estas tareas pueden iniciarse ayudándoles a orientarse en el hospital y proporcionándoles información importante sobre las respuestas
normales a los traumatismos. Por ejemplo, si se les explica que las personas en su situación suelen tener dificultades durante los primeros días para
comer, dormir y concentrarse, se les comunica empatía y se les confirma que su sufrimiento es aceptable y temporal. Los miembros de la familia son
componentes importantes de los esfuerzos terapéuticos dirigidos al paciente y es importante decírselo de manera explícita. Incluso en el día del ingreso,
el personal comienza a conformar los comportamientos de la familia y las redes de apoyo subrayando algunas preocupaciones inmediatas. Los
conocimientos de las lesiones y su tratamiento ayudan a recuperar el sentimiento de competencia a los miembros de la familia y les proporcionan la
oportunidad de experimentar la realidad de su participación en el sostén del paciente. La manera en que una persona y su familia se acaban adaptando a
las secuelas a largo plazo de las lesiones de las quemaduras (p. ej., deformidades, desfiguraciones) suele quedar establecida en la fase inicial. Es de la
máxima importancia que el equipo de tratamiento demuestre respeto por cada persona desde las primeras interacciones con los pacientes y con sus
familias.

consulta online
consulta online
psicologo online
medico online
abogado online
doctor online