psiquiatra online

psiquiatra por internet

psiquiatra en linea

cirujano plastico

cirugia plastica

cirujano estetico

cirugia estetica

implante capilar

plastic surgeon

plastic surgery

psiquiatra

online

consulta psiquiatrica online

consulta

tratamiento depresion

centros de salud

insomnio

centros de salud

infidelidad

psiquiatria online gratis
clinicos
ask to Psychiatrist
®
Seleccione el psiquiatra que necesita
InicioConozcanosTemas PsiquiatriaPreguntas PsiquiatriaConsulta Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psiquiatra online las 24 horas del dia
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
psiquiatra online

psicologo online
medico online
consulta online cirujanos plasticos en medellin cirujanos plasticos en cali cirujanos plasticos en bucaramanga cirujanos plasticos barranquilla > cirujano plasticos bogota cirujanos plasticos colombia cirujanos plasticos mejor cirujano plastico de colombia implante capilar medellin best plastic surgeon at colombia
>
Recuperación psicosocial y reintegración de los pacientes quemados 
Fase de cuidados intensivos
La presencia de una persona que sirve de sostén ayuda a reducir el dolor63. Se ha demostrado que la estimulación del paciente para que participe en su propio cuidado ayuda eficazmente a que se sienta más confortable64. En concreto, los pacientes que se muestran hipervigilantes y que son reacios a confiar en el equipo, adquieren un control sobre su dolor cuando se quitan ellos mismos los vendajes o limpian sus propias heridas. En general, las intervenciones conductuales que potencian el dominio y el control del paciente, reducen su dolor y ansiedad. Por ejemplo, los adultos y los niños cuyo grado de desarrollo les permite comprender la relación entre el tratamiento y la curación, toleran mejor las intervenciones si se les explica la razón de cada una de ellas65. La elección de las palabras que se utilizan en las explicaciones de las intervenciones puede mejorar la ansiedad y reducir las expectativas de dolor; por ejemplo, en lugar de decir «esto le va a hacer daño», se les puede decir «algunas personas sienten un golpe, otras sienten un pinchazo o un pellizco, dígame lo que usted siente». El tacto puede usarse como distracción y para inducir relajación; el roce continuo, rítmico y repetitivo de una zona no afectada y de una parte del cuerpo no amenazante, acompañado de sonidos reconfortantes, relaja a muchos adultos y también a niños, incluidos los lactantes66. La terapia musical puede ser un excelente complemento para la analgesia. El elogio verbal y otras formas tangibles de refuerzo facilitan el aprendizaje de las formas de afrontar los estímulos dolorosos mediante la relajación67. Instruir y modelar a la familia para que tranquilice a su paciente es importante. Fuera del hospital, los miembros de la familia pueden saber cómo calmar a su pariente, pero es posible que necesiten que el personal les instruya, les estimule o ambas cosas sobre el modo de hacerlo en el hospital. Una vez que comienzan, los familiares pueden ser un recurso válido para proporcionar el «placebo» que alivia el sufrimiento del paciente. Otras intervenciones no farmacológicas también pueden facilitar el bienestar. Se ha descrito que la distracción, las respiraciones profundas, la relajación progresiva, la bioautorregulación y la realidad virtual son eficaces reduciendo el dolor y el sufrimiento asociados al tratamiento de las quemaduras68,69. La hipnosis induce un estado de conciencia relajado y centrado que puede ser extraordinariamente útil para facilitar el bienestar de los adultos y niños y además ofrece otros beneficios como: aumento del apetito, disminución de la conducta regresiva y potenciación de las sensaciones de bienestar, autoconfianza e imagen corporal del paciente70,71. Sin embargo, un protocolo de hipnosis inflexible no es más efectivo que un protocolo inflexible de medicación. En cada caso, las inducciones y sugestiones hipnóticas deben adaptarse para facilitar el uso de la imaginería por el paciente. Algunas personas responden bien a las sugestiones de que imaginen su «lugar favorito», mientras que otras pueden imaginar con más facilidad conexiones para «desconectar» sensaciones de partes concretas de su cuerpo. A partir de los 3 años, los niños responden bien a los cuentos si en la historia se entremezclan sugestiones de bienestar y control72. Si se proporciona un buen control del dolor, la efectividad del personal que cuida a los pacientes quemados en lo que se refiere a fomentar la recuperación psicológica del paciente aumenta, y permite una interacción más placentera con pacientes más felices. Es menos probable que los pacientes que se sienten cómodos y que perciben que tienen cierto grado de poder desarrollen conductas regresivas. A su vez, el personal los percibe como más agradables, lo que refuerza la autopercepción positiva del propio paciente.