psiquiatra online

siquiatra en linea

psiquiatras por internet

consulta psiquiatria

consulta siquiatria online
psiquiatras
ask to Psychiatrist
®
Seleccione el psiquiatra que necesita
InicioQuienes SomosTemas PsiquiatriaPreguntas PsiquiatriaPreguntar Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psiquiatra online las 24 horas del dia
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
psiquiatra online
>
Tratamiento del dolor y otras molestias en los pacientes quemados  
 
Medición del prurito  
El intenso prurito de las cicatrices y las heridas de las quemaduras no ha recibido mucha atención en la bibliografía, pero los clínicos  
pueden certificar que este fenómeno es un problema muy grave. Es frecuente que los pacientes que experimentan este prurito se  
provoquen excoriaciones en los nuevos injertos o en la piel recién curada, lo que aumenta su susceptibilidad a las infecciones. Cuando  
el prurito es intenso, los pacientes no pueden prestar atención a otra cosa. Hasta fechas muy recientes no se ha dispuesto de  
instrumentos para medirlo, pero ahora Field y cols.67 han comunicado el uso de una escala visual analógica de 1-10 para valorar el  
prurito. Pat Blakeney y Janet Marvin, del Shriners Burn Hospital de Galveston, han desarrollado un instrumento para medir el prurito, el  
llamado el «hombre del picor» (v. figura 46.4). La base de este instrumento es un dibujo que hizo un paciente de su experiencia en el  
hospital68. Los niños parecen capaces de relacionarse con el «hombre del picor», pero por el momento no se han completado estudios  
de validación. Matheson y cols. usaron una escala de puntuación descriptiva del picor de 5 puntos en un estudio en el que compararon  
la efectividad de los tratamientos de duchas y baños de aceite en el prurito intenso69. Este instrumento no se ha validado, pero parece  
fácil de comprender tanto para el personal como para los pacientes. Está claro que son necesarios estudios de validación de las escalas  
de medición del prurito similares a los que se han efectuado con las escalas de medición del dolor y la ansiedad.  
Consideraciones sobre el tratamiento
Una vez que se ha valorado y cuantificado el dolor, hay que considerar su tratamiento. Existen tres formas eficaces de tratamiento del  
dolor producido por las lesiones de las quemaduras: quirúrgico, farmacológico y conductual.  
Tratamiento quirúrgico del dolor  
El dolor se relaciona sobre todo con las heridas abiertas. Una vez que la herida se cierra, el dolor cede. El uso de la resección y el injerto  
de las heridas de quemaduras abiertas reduce de forma significativa el dolor de la quemadura. Las heridas abiertas deben ser tratadas  
con injertos tan pronto como estén lo suficientemente limpias para ello. Incluso la cobertura temporal con piel de cadáver o de cerdo  
reduce el dolor en el área de la quemadura. En el caso de las heridas de segundo grado, el empleo de Biobrane, OpSite, Tegaderm u  
otros apósitos para cubrir las heridas elimina de forma casi inmediata el dolor en la quemadura70-73. Duinslaeger y cols.74  
compararon distintos métodos de tratamiento de los lugares donantes abiertos. Las capas de queratinocitos alogénicos cultivados  
aceleraron la curación y redujeron el dolor y el sufrimiento en comparación con el tratamiento con OpSite. Las sábanas de  
queratinocitos cultivados reducen el tiempo de curación a la mitad. La valoración del dolor mostró ya a los 3 días unas puntuaciones  
más bajas en los lugares tratados con sábanas de queratinocitos.

consulta online
consulta online
psicologo online
medico online
abogado online
doctor online