psiquiatra online

psiquiatra por internet

psiquiatra en linea

cirujano plastico

cirugia plastica

cirujano estetico

cirugia estetica

implante capilar

plastic surgeon

plastic surgery

psiquiatra

online

consulta psiquiatrica online

consulta

tratamiento depresion

centros de salud

insomnio

centros de salud

infidelidad

psiquiatria online gratis
clinicos
ask to Psychiatrist
®
Seleccione el psiquiatra que necesita
InicioConozcanosTemas PsiquiatriaPreguntas PsiquiatriaConsulta Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psiquiatra online las 24 horas del dia
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
psiquiatra online

psicologo online
medico online
consulta online cirujanos plasticos en medellin cirujanos plasticos en cali cirujanos plasticos en bucaramanga cirujanos plasticos barranquilla > cirujano plasticos bogota cirujanos plasticos colombia cirujanos plasticos mejor cirujano plastico de colombia implante capilar medellin best plastic surgeon at colombia
>
Tratamiento del dolor y otras molestias en los pacientes quemados
Tratamiento farmacológico del dolor
Fármacos utilizados en el tratamiento del dolor

Agonistas de los receptores adrenérgicos 2
También se ha observado que la clonidina reduce los problemas asociados a la sedación con ketamina138. En la mayoría de los pacientes quemados la combinación de morfina y una benzodiacepina (p. ej., loracepam) produce sedación y analgesia en los pacientes con quemaduras agudas. En ocasiones, los pacientes quemados se controlan mal con morfina a pesar de un aumento geométrico de las dosis. Estos casos de desarrollo rápido de la tolerancia y un estado de hiperalgesia dificultan mucho el tratamiento del dolor. La clonidina o la dexmedetomidina son efectivas en estas situaciones clínicas, proporcionan una sedación adecuada y reducen de forma espectacular las necesidades de morfina139,140. En nuestra institución se ha observado que los niños quemados que se controlan mal con morfina y loracepam responden a la administración oral de clonidina (sonda nasogástrica) en dosis de
2-5 µg/kg (datos no publicados). En los pacientes intubados que necesitan una sedación más profunda hemos usado una perfusión continua de dexmedetomidina en dosis de 0,3-0,7 µg/kg/hora tras una dosis de choque intravenosa de 1 µg/kg administrada en varios minutos.
Fármacos antiinflamatorios no esteroideos
Existen dos publicaciones141,142 sobre el uso de los AINE en los pacientes quemados. En ninguna de ellas se describe el uso de los AINE para tratar el dolor, pero en el estudio de Wallace y cols.141 se reseña una reducción significativa de la temperatura corporal (0,67 °C (p  0,01) y una disminución del índice metabólico (11,4%; p  0,01) con la administración de ibuprofeno, lo que indica que este fármaco puede atenuar la respuesta metabólica a la lesión térmica reduciendo la elevación de la temperatura asociada a las quemaduras. El segundo estudio sobre la farmacocinética de ibuprofeno administrado por vía enteral a pacientes quemados indica que la semivida oscila entre 1,4 y 5,1 horas dependiendo de que el fármaco se haya administrado por vía enteral con la sonda de alimentación (tm = 1 hora) o por la boca con una dieta normal (tm = 5,1 horas)143. Aunque en  ninguno de los estudios se administró el ibuprofeno para controlar el dolor, los resultados podrían plantear la cuestión, referida al primer estudio, de si la disminución del índice metabólico se debió sólo a la reducción de la temperatura corporal o si en parte fue efecto de un mejor control del dolor. El segundo estudio es importante si se usa el ibuprofeno como parte del protocolo del tratamiento del dolor. Los resultados indican que podrían ser necesarias diferentes pautas posológicas si el paciente está recibiendo alimentación con sonda o una dieta regular. Los fármacos no esteroideos como el ibuprofeno, además de sus efectos analgésicos, poseen propiedades antiinflamatorias que en algunos casos pueden ser ventajosas debido a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas. Sin embargo, esta actividad está directamente relacionada con algunos de sus efectos secundarios, entre los que se encuentran la hemorragia gastrointestinal, la hipertensión y la insuficiencia cardíaca congestiva. Existen discrepancias entre los proveedores sobre el riesgo de hemorragia en los injertos.