psiquiatra-en-linea-gratis

Cirugía de Cox

Los impulsos eléctricos generados por el músculo cardíaco (el miocardio) estimulan los latidos del
corazón (contracción). Esta señal eléctrica se origina en el nódulo sinusal o sinoauricular (SA), que
se encuentra en la parte superior de la cavidad superior derecha del corazón (la aurícula derecha).
El nodo SA también se llama el “marcapasos natural” del corazón. Cuando el nodo SA genera un
impulso eléctrico, estimula la contracción de las aurículas. Luego, la señal pasa a través del nodo
auriculoventricular (AV). El nodo AV envía la señal a través de las fibras musculares de las
cavidades inferiores (los ventrículos), estimulando su contracción.

Cualquier irregularidad en el ritmo natural del corazón se llama “arritmia”.
¿Por qué debo someterme a la cirugía de Cox?

La cirugía de Cox también se conoce como “procedimiento de Cox” o “técnica de laberinto”. Se usa
para tratar la fibrilación auricular crónica (FA). La FA es un ritmo cardíaco rápido e irregular que
ocurre cuando las cavidades superiores del corazón se contraen de forma descoordinada. La FA es
peligrosa porque puede causar una acumulación de sangre en estas cavidades. La acumulación de
sangre puede conducir a la formación de coágulos de sangre llamados “coágulos de sangre”. Si un
coágulo de sangre se mueve desde el corazón a una pequeña arteria en el cerebro, puede
obstruirlo y causar un derrame cerebral.

La cirugía de Cox cura la FA creando un “laberinto” de nuevas vías de conducción eléctrica para que
los impulsos eléctricos puedan propagarse fácilmente a través del corazón.

El cardiólogo recomendará la cirugía de Cox si no pueden tratar la FA con medicamentos u otros
tratamientos.

Lo que puedes esperar

La operación se programará para el día que mejor se adapte a usted y al cirujano, excepto en casos
de urgencia. Informe al cirujano y al cardiólogo si ha habido cambios en su salud, incluso si ha
tenido síntomas de resfriado o gripe. Las infecciones pueden afectar la recuperación.

Además, revise con el cardiólogo y el cirujano la lista de todos los medicamentos que toma (con
receta, de venta libre y suplementos).

Se puede realizar un electrocardiograma, análisis de sangre y orina y una radiografía de tórax antes
de la operación. Los resultados de estas pruebas le darán al cirujano la información más
actualizada sobre su salud.

Si fuma, su médico le pedirá que deje de fumar al menos dos semanas antes de la operación.
Fumar antes de la intervención puede causar problemas respiratorios y de coagulación.