psiquiatra online

siquiatra en linea

psiquiatras por internet

consulta psiquiatria

consulta siquiatria online
psiquiatras
ask to Psychiatrist
®
Seleccione el psiquiatra que necesita
InicioQuienes SomosTemas PsiquiatriaPreguntas PsiquiatriaPreguntar Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psiquiatra online las 24 horas del dia
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
psiquiatra online
>
Recuperación psicosocial y reintegración de los pacientes quemados 
Introducción
La organización horizontal flu- ye en sentido longitudinal, de forma que las variables valoradas en las fases iniciales influyen de una forma mensurable
en las variables valoradas en las fases posteriores. Nosotros dividimos los factores que influyen en las lesiones y en la recuperación de las quemaduras
en seis fases temporales horizontales (es decir, lon¬gitudinales) que son la situación previa a la lesión, el ingreso, los cuidados intensivos, la
recuperación en el hospital, la reintegra¬ción y la rehabilitación. El tratamiento de las quemaduras tiene también una organización vertical en la que cada
fase se carac¬teriza por las áreas de función directamente relacionadas con la calidad de vida dependiente de la salud (fisiológica/anatómica, cognítiva.
psicológica y social). La valoración y las intervencio¬nes que se llevan a cabo en estas áreas afectan al paciente en su totalidad desde el nivel celular
hasta el sistema social, pasando por los planos cognitivo y psicológico. La capacidad funcional de la persona en cada área tiene una relación bidireccional
con las demás. Cada especialista interactúa con los otros miembros del equipo encargados de la curación de las quemaduras y de la reha¬bilitación. El
equipo que trata las quemaduras y el que hace la rehabilitación forman un verdadero sistema interdisciplinario que actúa en las seis fases temporales
(es decir, en la organiza-ción longitudinal) y a través de las áreas funcionales (es decir, la organización vertical). Clínicos con experiencia en la conducta
humana deben intervenir en el programa de tratamiento de todos los pacien¬tes quemados durante todo el proceso27'11. En este capítulo, a estos
expertos se les denomina psicoterapeutas. Sin embargo, cada persona que interactúa con un paciente produce un impac¬to en su mundo psicológico.
Todos los cuidadores, incluida la familia del paciente, pueden ser instrumentos de intervencio¬nes psicoterapéuticas24. El papel del psicoterapeuta es
consul¬tar con los cuidadores acerca de los aspectos sociales y psico¬lógicos y sugerir intervenciones terapéuticas sobre todos o alguno de ellos27-12.
Además, el psicoterapeuta de un equipo de atención a los quemados proporciona un tratamiento directo a los pacientes adecuado a sus cambiantes
preocupaciones. A medida que las necesidades del paciente evolucionan, la intensidad de la intervención psícoterapéutica directa se modi¬fica para
adaptarse a esos cambios. La familia del paciente tiene siempre una gran influencia en la recuperación de este y debe ser considerada como una parte
del plan de tratamiento. Para el psícoterapeuta integrado en el equipo de atención a los quemados, «el paciente» suele ser la unidad familiar*'”. Cada
persona de la familia, incluido el que¬mado. es un elemento esencial de esta unidad que debe adaptar¬se al cambio. Los aspectos psícosociales y las
tareas terapéuticas para el paciente y la familia son muy similares en todo el espec¬tro de edades, desde los niños pequeños a los ancianos, con
inde¬pendencia del tamaño y la gravedad de las lesioi*esJOW,-M,,s. Ayuda con la muerte Los planes y programas de tratamiento deben descansar en el
supuesto de que la vida sigue después del alta hospitalaria; sin embargo, en la unidad de quemados también se producen falleci¬mientos. por lo que en
la planificación dd tratamiento psicosocial hay que induir planes para ayudar a los pacientes a vivir hasta que la vida acaba24. Una parte de este plan
consiste en ayudar a la familia a prepararse para resistir el dolor por la muerte del pacien¬te”. En este caso, la primera tarea dd psícoterapeuta consiste
en apoyar y reforjar todos los puntos fuertes de afrontamiento que manifieste la familia. En un principio, la mayoría de las familias niegan la posibilidad
de la muerte, y aparentemente no oyen los pronósticos no deseados. El personal puede permitir que la familia mantenga la esperanza mientras la
prepara de manera sutil con declaraciones honestas en las que se contempla a la muerte con una evolución que es posible aceptar24. Confortar a los
que se quedan y ayudarles a cuidar de sí mismos tanto física como espintualmen- te. son elementos esenciales de un plan que fomente la capacidad de
la familia para participar en el proceso. El hedió de mantener informados a los familiares de los cambios en el estado del pacien¬te y de asistirles
activamente, a veces instruyéndoles, para que continúen con su relación con el paciente moribundo, ayuda a este y a la familia en este difícil trance.

consulta online
psicologo online
medico online
abogado online
doctor online