Psicologo online por internet Consultas psicologia en linea

psiquiatra online

siquiatra en linea

psiquiatras por internet

consulta psiquiatria

consulta siquiatria online
psiquiatras
ask to Psychiatrist

®

Seleccione el psiquiatra que necesita

Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psiquiatra online las 24 horas del dia
Encuentranos en
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot

psiquiatra online

>

Recuperación psicosocial y reintegración de los pacientes quemados   
Introducción  
El tratamiento de las quemaduras se extiende más allá de la supervivencia del paciente para abarcar la recuperación de una función  
óptima de la persona en su conjunto. El aumento de las probabilidades de la supervivencia física1 ha hecho que crezca la preocupación  
por la posible morbilidad psicológica de los pacientes quemados2-*. Incluso en circunstancias de emergen¬cia, los profesionales que  
atienden a los quemados promulgan planes de tratamiento asumiendo que el paciente tiene una vida futura. En las decisiones sobre el  
tratamiento influyen la preocupación por la conservación de la función, la optimiza¬ción de los aspectos estéticos y el restablecimiento  
del bienes¬tar psicológico. Los aspectos psicológicos y sociales son una parte integral del tratamiento de las quemaduras desde el  
momento en que se produce la lesión hasta que acaba la fase de rehabilitación. Los supervivientes a las quemaduras experimentan una  
serie de agresiones traumáticas al cuerpo y a la mente y a la estructu¬ra de su red social que suponen unos desafíos extraordinarios  
para su capacidad de recuperación psicológica. Los datos empí¬ricos sobre las secuelas a largo plazo de las lesiones por que¬maduras  
indican que muchos adultos que sobreviven a las quema¬duras logran una calidad de vida satisfactoria y que puede considerarse que  
la mayoría son personas bien adaptadas1-4. También gran parte de los niños quemados, incluso los que tie¬nen lesiones más amplias y  
que producen mayor desfiguración, no muestran problemas graves de conducta5-12.   Sin embargo, en cualquier muestra de adultos  
supervivientes a quemaduras el 30% presentan siempre dificultades psicológi¬cas. sociales o a de ambos tipos moderadas o graves*4.  
La inci¬dencia de psicopatolíoga en niños es aproximadamente la misma que en adultos*”‘2. Una minoría significativa de adultos  
quema¬dos refieren una disminución de la calidad de vida, con insatis¬facción por su aspecto y dificultades sociales o laborales1*”‘7.  
Es frecuente que las lesiones de las quemaduras determinen una reducción al menos temporal en la participación social’* y en la  
actividad profesional, de forma que un 50% a 60% de los pacien¬tes tienen que cambiar de situación laboral14. También puede  
producirse una disminución de la satisfacción sexual, sobre todo en las mujeres, que parece relacionada con los cambios físicos y con la  
imagen corporal más que con la magnitud o la localización de la quemaduras’*. La adaptación tras la quemadura depende de la calidad  
de la adaptación previa a la lesión, sobre todo de los trastornos psi¬quiátricos anteriores a las lesiones’9. Se ha demostrado que  
inclu¬so grados subdínícos de estrés postraumático2* y de insatisfac¬ción con la imagen corporal21 durante la hospitalización aguda  
pueden reducir de forma independíente la calidad de vida rela¬cionada con la salud durante largos períodos. Es importante señalar que  
los índices iniciales de fuerza psicológica (ausencia de psícopatología antes de sufrir las quemaduras) y el apoyo (estado conyugal y  
forma de vida) influyen de forma previsible en la adaptación psicológica tras lesiones graves por quemadu¬ras. mientras que no lo hace  
la gravedad de estas (superficie cor¬poral total (SC), localización, pasos por el quirófano)’*2*2*. En los adolescentes supervivientes, las  
familias de los bien adapta¬dos valoran y estimulan la autonomía dentro de un marco de la cohesión familiar**. Tanto los estudios  
empíricos como las observaciones clínicas y los informes de los propios pacientes, apoyan la idea de que la incorporación de un  
tratamiento psicológico realizado por un experto a los cuidados habituales de las quemaduras puede faci¬litar una adaptación  
psicológica positiva a los desafíos de la lesión traumática, a los tratamientos dolorosos y a las desfigura¬ciones permanentes’*24. En  
este capítulo se consideran los aspec¬tos del tratamiento de las quemaduras que ayudan a las personas a alcanzar una función  
psicológica, emocional y social óptimas (v. figuras 47.1 y 47.2)   Tratamiento psicológico concurrente con el tratamiento físico El  
tratamiento y la rehabilitación de las lesiones por quemaduras requieren una participación ínterdisciplinaria, con un cuadro completo  
de especialistas que intervienen en mayor o menor medida en cada fase del proceso. Los especialistas se centran en sistemas o  
dominios funcionales concretos de cada paciente en cada fase del tratamiento, pero el enfoque global del equipo está integrado y  
organizado en sentido tanto vertical como hori¬zontal durante todo el proceso.